31 oct. 2010

Green Day

Green Day es una banda estadounidense de rock originaria de Berkeley, California y formada en 1989 por Billie Joe Armstrong y Mike Dirnt, a los que se sumó un año más tarde Al Sobrante para fundar Sweet Children, que más tarde sería renombrada Green Day. Este grupo fue uno de los impulsores de la segunda oleada punk, tras los años 1990, cuando grabaron en 1994 el álbum Dookie, su tercer disco. Actualmente está formada por Billie Joe Armstrong (voz y guitarra), Mike Dirnt (bajo y coros) y Tré Cool (batería). Los miembros de apoyo son Jason White (guitarra), y Jason Freese (teclado y saxofón).

Con sus dos primeros discos tuvieron alrededor de cinco millones de ventas cada uno. Sin embargo esta cifra se triplicó (con más de quince millones de copias) con Dookie, siendo este su álbum más exitoso. Con su siguiente álbum, Insomniac, obtuvieron las mismas cifras que con sus primeros discos, cinco millones de ventas. Green Day ha vendido más de 65 millones de álbumes alrededor del mundo y 24 millones solo en Estados Unidos, y diversos premios como los cuatro Premios Grammy la Grabación del Año por "Boulevard of Broken Dreams".

Tras el lanzamiento de American Idiot en 2004, el grupo permaneció inactivo durante cinco años (a excepción del lanzamiento de diversos sencillos) hasta el lanzamiento de su último álbum, 21st Century Breakdown, el 15 de mayo de 2009.

Este magnífico grupo se ha convertido en uno de mis preferidos por no decir el que más. Todo empezó un 22 de noviembre de 2008 en un autobús en Ibiza dirección al hotel con los compañeros de Wushu (algún día explicaré que es). Mi mp3 se quedó sin batería y un amigo compartió el suyo conmigo. Él tenía puesto un grupo llamado Green Day que no sabía quien era y se lo pregunté y le dije que me encantaban. Sonaba una canción que yo por el momento la veía como una normal, pero era y es una canción mítica: “American Idiot”. Me enamoré de esa canción y él me empezaba a poner otros temas también más conocidos para que conociese más al grupo. Este amigo fue el que desde ese día me metió en el mundo de la música (ya que yo no tenía idea alguna de música) y me recomendó más grupos hasta hace 3 semanas…Cuando volvimos a Madrid, me dio un pen drive con todas las canciones de Green Day sacadas hasta aquella fecha (que no eran pocas).

Ahora escucho Green Day a todas horas del día, se me cuatro canciones en la guitarra de ellos y me sé las letras de la mayoría de las canciones. El que más me gusta del grupo es Billie Joe Armstrong (voz y guitarra) por su forma de vestir, de peinarse, de comportarse en conciertos (uno de los mejores conciertos es en de Bullet in a Bible, en Inglaterra) y en todos los videos externos a los videoclips. Y aquí dejo unos cuantos videoclips de ellos, espero que os gusten.







Y este es uno de los videos que mencioné antes:

Arctic Monkeys

Arctic Monkeys es una banda inglesa de indie rock proveniente de High Green, un barrio periférico de Sheffield, Inglaterra. Formada en 2002, la banda actualmente está compuesta por el guitarrista principal y vocalista Alex Turner, el guitarrista Jamie Cook, el baterista Matt Helders y Nick O'Malley en el bajo, una posición anteriormente ocupada por Andy Nicholson.

Arctic Monkeys logró popularidad en las listas con su sencillo debut "I Bet You Look Good on the Dancefloor", el cual se colocó en la primera posición en el UK Singles Chart. Su álbum debut, Whatever People Say I Am, That's What I'm Not, lanzado el 23 de enero de 2006, fue el álbum debut más vendido en la primera semana de venta en la historia de la música hasta ese momento. El álbum recibió aclamaciones por parte de la crítica, ganando el Mercury Price y el Brit Award en 2007 como "mejor álbum británico". El segundo álbum de la banda, Favourite Worst Nightmare, fue lanzado el 23 de abril de 2007, el cual vendió más de 225,000 copias en su primera semana de lanzamiento, además de ser nominado para el Mercury Prize de 2007. La banda también ganó los premios a la mejor banda británica y mejor álbum británico en los Brit Awards de 2008.

Este grupo en un principio me lo recomendó mi profesor de lengua/tutor dándome a escuchar una de sus famosas canciones: “Fluorescent Adolescent”. Si soy sincero, al principio pasé un poco de la canción y del grupo ya que no me llamó mucho la atención. Pero mientras fue pasando el tiempo y yo abriendo mi mente al mundo de la música fui escuchando más canciones sobre ellos, también porque le dije a una amiga que me recomendase música y me recomendó ese grupo. Y a partir de ahí escucho Arctic Monkeys casi todos los días. Hubo dos canciones que me gustaron tanto que me las he llegado a aprender para tocarlas en la guitarra: Fluorescent Adolescent y Certain Romance. Bueno y aquí dejo unos cuantos videos de algunas de sus canciones. ¡¡ABRID VUESTRA MENTE Y A DISFRUTAR!!!





21 oct. 2010

Continuación de "El Vergel"

Al adentrarnos en el Vergel, Platero y yo nos quedamos atónitos al ver la belleza de todo aquello que nuestros ojos captaban. Todo estaba lleno de colores: las rosas rojas cual gota de sangre recién vertida, las verdes arboledas cual brote de planta recién salido, ese dulce aroma a césped recién cortado, las gotas de las hojas precipitándose al suelo tal y como hacían las hojas en otoño…A Platero se le veía bastante emocionado al ver esa gran cantidad de colores y la gran variedad de dulces y delicados aromas que captaba su sentido del olfato. Daban ganas de comerse las nubes ya que parecían algodón de azúcar, se escuchaban a los pequeños pajarillos cantar al igual que las ninfas del rio con su precioso cantar, corría una agradable brisa de aire que hacía que el corto pelaje de Platero pareciese tener vida propia.

-Preciosa su mascota señor -dijo un señor de elevada edad que paseaba por el Vergel.

-Disculpe que le corrija, pero yo no lo veo como mi mascota, sino como mi amigo –dije con seguridad.

-Me parece una magnifica forma de verlo así, parece que su sentimiento hacia él es bastante grande. Disfrute del paseo. –dijo el humilde señor con una sonrisa en la cara.

Al dejar al señor atrás, observé a Platero con gran aprecio y le acaricie. De alguna forma noté como si él me quisiese decir algo, me lo tome como una forma de agradecerme todo el cariño que le daba.

Proseguimos nuestro camino por aquel maravilloso lugar. Me pareció oír un sonido, que en mi opinión fue bastante superfluo ya que no pegaba con las vistas, ni los olores, ni las sensaciones (un coche por la carretera pitando sin control).

Platero se detuvo por un instante, parece que vio algo, y así era. Una mariposa, llena de colores, con grandes alas, los rayos del sol chocaban con sus alas y daba una sensación de brillantez al color, era precioso.

20 oct. 2010

La cueva de la Luna

La cueva de la Luna es un libro de Juana Aurora Mayoral. Y me gustaría hacer una reseña sobre este magnífico libro.

Es un libro, que nos adentra en un tema verdaderamente apasionante: Las manifestaciones de la mente humana (esa gran desconocida aún de la ciencia) conjugadas con las variables espacio y tiempo. Ello da lugar a una de las hipótesis científicas más atrayentes que existen.

La historia trata sobre una mujer que va a una casa de campo a cuidar durante un mes a una niña de 12 años para que se recomponga en el campo. Y esa casa está llena de misterios aún sin resolver. Está mujer pasa allí más de un mes y le pasan cosas alucinantes y súper extrañas que te harán pensar y adentrarte en ese ambiente inglés en el que transcurre la historia. Una de esas cosas es, por ejemplo, que la mujer cree haber vivido la misma cosa dos veces y sobre eso se va a basar básicamente la historia. También hay un cuadro subiendo las escaleras de la casa que siempre la tiene nerviosa casi siempre porque, parece que la niña del cuadro te mira y cambia su gesto de la cara. Esto os hará pensar mucho a lo largo de la historia por culpa de un hecho que sucede al principio...

Este libro me lo recomendó mi mejor amiga ya que es mi maestra y me lleva por el buen camino en general. Y es la que me hace pensar en todas las rayadas mentales, y se lo agradezco. Bueno, que me voy del tema. El libro me tuvo intrigado durante toda la historia, y haciéndome preguntas a mi mismo tipo: ¿y esto? ¿Qué quiere decir? O también le daba la razón muchas veces porque yo también pensaba eso.

Yo es un libro que recomiendo a todo el mundo, ya que es un libro rapidísimo de leer, súper entretenido y un libro que te hace pensar y sacar tus teorías, aunque sean pequeñas.

No me gustaría contaros el final, pero si decir una cosa sobre él, te quedas bastante atónito e inmediatamente te pones a pensar, os lo aseguro.

Y esto es todo lo que puedo contar del libro, ya que no puedo contaros toda la historia ni el final, si no, esta reseña seria muchísimo más larga. Y por último, es el mejor libro que he leído nunca y por culpa de éste me leeré muchos más.

11 oct. 2010

La liberación prohibida

Abro los ojos y nada cambia, la oscuridad sigue rodeándome. Es fría, tanto que noto como me hiela la sangre. Trato de arrastrarme por ella, de luchar para salir de aquí pero no consigo nada, solo adentrarme más en este profundo abismo hasta acabar totalmente perdido.

El tiempo pasa. No sé si llevo aquí minutos o días, es imposible orientarse, lo único que puedo hacer es dejarme llevar y rendirme. Dejarla entrar en mí.

La noto. Me envuelve los brazos, me sube por las piernas, me abraza el pecho, noto como entra en mí, y se difunde por todo mí ser, haciendo que todo mi cuerpo arda. Puedo sentirla extendiéndose como el veneno de una serpiente. Noto como cada órgano de mi cuerpo se llena de ella...duele. Solo puedo sentir ese dolor...esa sensación de arder por dentro.

Trato de gritar pero mi garganta no emite ningún sonido. Me invade la desesperación. Lucho con todas mis fuerzas, jadeo, trato de resistirme pero es inútil, solo aumento el dolor que produce.

Empiezo a perder la cabeza. Noto como me mareo, como vienen a mi vértigos y pierdo el equilibrio. Todo mi cuerpo se entumece.
Mi cabeza grita órdenes a cada fibra de mis músculos para que me mantengan de pie, pero no sirve de nada, mis piernas se doblan incapaces de aguantar mi peso.

Trato de frenar mi caída con los brazos pero tampoco responden. Y, de repente, cuando estoy a punto de chocar con donde debería estar el suelo....no, no caigo a plomo en ninguna superficie, solo caigo...y caigo y sigo cayendo.

Busco donde agarrarme donde aferrarme para cesar mi caída, pero no encuentro nada. Mi cuerpo no responde, así que solo puedo seguir cayendo, esperando el momento fatídico en el que mi descenso encuentre su fin.

El aire que me da en la cara es frío, casi tanto que podría cortarme. Creo que es lo único que hace que siga consciente, eso y el dolor incesante.

Recuerdos vienen a mi mente. Mi madre, mi padre, mis hermanas, cada uno de mis amigos…solo veo imágenes borrosas de recuerdos felices junto a vosotros. Las lágrimas recorren mis mejillas...

¿Por qué estoy aquí? ¿Por qué caigo en este abismo por más que trato de zafarme? No lo sé, no encuentro razones en mi mente para estar aquí, para rendirme, para seguir cayendo al vacío sin luchar. Pero entonces.... ¿por qué lo hago? No debo rendirme, no quiero perderos, no quiero seguir sufriendo...

Tengo que dejar de caer. -Vamos brazo, muévete. ¡He dicho que te muevas!...¡¡Levanta de una vez y agárrate a algo!! -Noto que responde, que mi brazo cada vez pesa menos, que se alarga y busca a tientas algo donde asirme.

De repente encuentro algo sólido en la oscuridad. -¿Qué es? -me pregunto, pero no importa, realmente no es lo que me interesa ahora, sólo sé que por fin tengo algo donde apoyarme para salir de aquí. Lo agarro y noto como mi descenso se frena bruscamente. -Bien -pienso -Ahora solo tengo que salir de aquí.

Trato con todas mis fuerzas de mover mi otro brazo, de levantarlo y buscar algo más a lo que agarrarme, pero no hay nada. Muevo mis piernas en busca de algún apoyo pero solo noto vacío bajo mis pies, hasta que doy una superficie dura. Me apoyo con un pie, luego busco apoyo con el otro. Consigo ponerme de pie.

Nada tiene sentido. Hace un momento estaba cayendo al vacío y de repente estoy de pie. ¿Habré llegado al fondo del abismo? Alargo mi mano en busca de alguna referencia aun sin soltarme con la otra, pero esta se pierde en la nada. Aún me cuesta mantenerme de pie, siento que mis piernas van a fallar en cualquier momento.

Trato de averiguar ahora a qué me estoy agarrando, pero cuando trato de cogerlo también con la otra mano, cede y se suelta de su agarre en la oscuridad. Pierdo el equilibrio y me caigo al tiempo que oigo un tintineo.

Cuando consigo recobrarme, me doy cuenta de que lo que tengo en la mano es algo alargado y que suena al moverlo. Trato de reconocer más del objeto, palpando su superficie y... ¡AU! me he cortado. ¿Qué demonios? ¡Esta afilado! Mis manos se mueven por el extraño objeto aún sin distinguirlo pero con sumo cuidado. Parece... ¡parece una espada! Pero ¿qué demonios hace una espada clavada en el vacío?

No me da tiempo a terminar la pregunta cuando una voz resuena a mí alrededor. No distingo lo que dice, solo consigo averiguar que es una voz de un hombre...parece bastante joven. Cada vez es más intensa, aumenta a cada instante, la oigo tan fuerte que creo que sale de dentro de mi cabeza...duele.

Sólo soy capaz de oírla resonar en mi cabeza. Grito que pare, pero otra vez no soy capaz de emitir sonido. El dolor es tan intenso que caigo de rodillas...grito, chillo, trato de decirle que pare, pero no lo consigo, solo se oye su voz... Taladra a cada sonido que hace, a cada cosa que pronuncia y, entonces, el volumen desciende gradualmente.

Los sonidos comienzan a ser más y más claros. Empiezo a distinguir alguna palabra aislada, pero el aturdimiento no me deja entenderle. "Miedo"..."retrocede"..."duda"..."espada"...No termino de entenderle, pero esa última palabra me recuerda algo. Alargo la mano y cojo la espada. -No sé quién es, pero si quiere problemas, ¡estoy dispuesto a plantar cara! -pienso, pero realmente estoy más asustado que otra cosa.

Con los ojos aun medio llorosos del dolor y el aturdimiento de mi mente comienzo a oír unos pasos en la lejanía. Trato de localizar su origen, pero parecen venir de todas partes. Me concentro en mi oído, me giro, busco, pero nada. Es como si el eco escondiese por dónde se acerca.

El hombre sigue hablando, cada vez más claro. Comienzo a distinguir frases sueltas..."mira al frente"...."duda y morirá"...nada tiene sentido. Los pasos resuenan cada vez más cerca. Tengo miedo.

Agarro la espada con todas mis fuerzas, todas las que me quedan. Me tiemblan los brazos y ese tintineo vuelve. Suena como una cadena. Acerco la espada a mi cara, pero sigo sin poder ver nada. Busco y en lo que parece ser la empuñadura y consigo encontrar colgando una pequeña cadena. -Misterio resuelto, muy bien, en medio de la nada y con un tío acercándose, tú te dedicas a buscar de dónde viene ese estúpido ruido -me recrimino.

Algo me saca de mi pensamiento. Noto algo en mi hombro, algo que tira de mí hacia atrás. Un grito ahogado sale de mi garganta al tiempo que esa fuerza hace que me gire.

No sé porqué, pero me encuentro cara a cara con un chico algo más alto que yo, lleva un largo abrigo negro con el cuello en blanco. Su pelo es largo y su piel pálida. ¿Por qué puedo verle cuando no soy capaz de ver ni mi mano? Trato de preguntar pero me aturullo entre tantas cosas....-¿Quién eres? ¿Qué haces aquí, y qué hago yo aquí? y... ¿dónde estamos exactamente?

El hombre sonríe con expresión amable. Es extraño, pero me siento más tranquilo. Me hace un gesto, quiere que le siga y comienza a andar en la oscuridad. No sé porque, pero lo hago. Andamos bastante tiempo en silencio...nos adentramos cada vez más en la oscuridad, pero sigo sin poder ver nada…Solo su figura avanzando.

De golpe detiene su marcha. -Aquí está bien -creo entenderle, y se da la vuelta. Me mira directamente a los ojos y pregunta

-¿Tienes miedo? Esta vez le entendí claramente.

-No -respondo tratando de que mi voz no tiemble

-Es normal que lo tengas, tiene que ser confuso. Escucha, esta es tu alma. Reflejo de todos tus miedos, temores, alegrías y sentimientos. ¿Qué ves?

-Nada, solo a ti en medio de la oscuridad.

-Eso es porque solo sientes oscuridad en tu interior. Tienes miedo a fallar, a dudar y no encontrar respuesta, a hacer daño a aquellos que quieres... ¿Me equivoco?

-No -respondo con resignación.

-No debes pensar así, si lo haces es cuando fallarás. ¿Sabes por qué encontraste esa espada? porque recordaste aquello importante para ti, aquello que te hace seguir adelante. Esa espada es tu alma.

-Mi...¿Alma? ¿Qué demonios quieres decir con...?

-Sí. Si tú y yo nos enfrentásemos ahora -dice mientras saca una espada de su espalda. ¿Dónde demonios la guardaba? parece haberla sacado de la nada. -Seguramente no conseguirías más que perder, hundirte y echarte las culpas de todo. ¿Por qué crees que lo sé?

-Mmmmm no lo sé, pero no me conoces, ¿cómo puedes...?

-Se ve reflejado en ella. Si peleásemos, cuando esquivases, tendrías miedo de que te hiriese, cuando me atacases, tendrías miedo de hacerme daño, cuando intentases proteger a los demás, tendrías miedo de que sufriesen. ¡¡Tu espada está llena de Miedos!! Al igual que tu alma, por eso solo ves oscuridad.

-No...¡No soy un cobarde! -trato de replicar, pero el parece no oírme.

-Recuerda a todas las personas que quieres. ¿Crees que ellas quieren verte así? ¿Temeroso a cada paso que das, sin confianza en ti mismo y continuamente deprimido? Ambos sabemos que no. Por esa razón no debes rendirte, ¡no puedes rendirte!

-No es tan fácil....

-Sí lo es.- Dice mientras se lanza hacia mí con la espada en alto, y a duras penas puedo parar su ataque. -Cree más en ti. Cuando esquives, piensa ¨¡¡No dejaré que me golpees!!", cuando protejas a alguien, piensa ¨¡¡No dejaré que sufra!!¨, cuando ataques, piensa ¨¡¡Voy a machacarte!!". ¿Ves esto? En mi espada... ¿Ves la determinación? ¿No parece decir ¨Voy a cortarte por la mitad¨? Si crees en ti mismo, podrás con todo. No estás sólo y lo sabes. -dice mientras levanta su espada y se aleja un poco.

-Yo...no sé qué decir.

-Si dudas, todo por lo que habrás luchado morirá. ¡Sacúdete el miedo!, ¡mira al frente!, ¡avanza!, Nunca te detengas... Retrocede y morirá... Duda y morirá...Solo agarra con fuerza la espada, mira a tu objetivo con determinación y ¡¡nunca te rindas!!

Escucho sus palabras, resuenan en mi cabeza....tiene razón. No puedo rendirme, no puedo abandonar a mis amigos, a mis padres, a mis seres más queridos...no puedo ceder y dejarme llevar. -Tengo que salir de aquí, ¡tengo que volver a levantarme y seguir adelante! -Levanto la cabeza y le miro con determinación.

-Eso es lo que quería ver, ¡esa mirada!

-Gracias...

-¿Porqué? pregunta el joven

-Por tus palabras. Ahora recuerdo.... la verdadera razón por la cual quería seguir adelante...ellos.

Sonríe -Yo no hice nada. Fuiste tú solo, solo te faltaba algo de confianza -dice mientras comienza a desvanecerse.

-¡Espera! ¿Cómo salgo de aquí?

-Es tu alma, solo desea salir y grita con todas tus fuerzas -su cuerpo se vuelve humo, humo que flota a mí alrededor.

-¿Que grite? ¿Qué quieres que diga? -pero no hacía falta que respondiese. El humo se fusionó con mi espada y oí las palabras altas y claras en mi cabeza.

Cierro los ojos, veo a mis seres queridos, alzo la espada y grito....¡¡¡BAN_KAI!!!

9 oct. 2010

Somos parte de la sociedad

La gente, habla, dice muchas cosas, aquellos a los que estan en una sociedad nos llaman raros, pero solo por el simple hecho de que nos ven desplazados de la sociedad, pero se equivocan, nosotros formamos una sociedad, la nuestra donde nos disfrazamos de cosplayer y nos gusta pintarnos, eso no es ser raros, es ser especial con nosotros mismos, porque nos aficionamos a cosas que nos gustan, solo a aquellos que no entienden de gustos son aquellos que menos saben, Una persona no puede llegar y llamar raro a otro si no sabe lo que se cuece. A quien no le guste lo que digo que se olvide de nosotros.

El cadáver...

Y deja un cadáver tan curioso que nadie diría que está muerto si no fuera porque no pinta nada ya, aunque resucite a veces de improvisto y trace un par de líneas, incluso un párrafo, antes de volver a expirar.

Una derrota duele más...

... Cuando pierdes una batalla con alguien que pensabas que no tenía ni una sola posibilidad de ganarla...
-----------------------------------------------------------------------------------------------------
Y es que deja un cadáver tan curioso que nadie diría que está muerto si no fuera porque no pinta nada ya, aunque resucite a veces de improvisto y trace un par de líneas, incluso un párrafo, antes de volver a expirar...

3 oct. 2010

Las piezas de mi puzzle

Como Atlas, sujetando el peso del mundo. Un peso que engloba todo lo que ocurre en mi vida, bueno y malo, todas esas responsabilidades, esas personas que me importan, todos los miedos...

Es un peso variable, a veces hay mas cosas buenas, y pesa menos; a veces ganan las malas y cuesta mas aguantarlo, pero pese a ello, como todos hacemos, aguantas y sigues adelante tratando de volver a hacer que las buenas tomen la delantera.

Últimamente, tengo que decir que me he notado débil, que mis piernas han flaqueado y tuve que hincar mi rodilla en el suelo. El peso del mundo se hizo más y más grande, casi insoportable. Noto como mis brazos se debilitan, como ese mundo tiembla y se balancea hasta que casi se me escapa. Trato de levantarme y de aguantar, pero no puedo...el cuerpo me falla y estoy a punto de derrumbarme.

Me rindo y espero que ese peso me aplaste, pero no...ese peso no cae, no se desploma y me hunde, sino que noto como se vuelve más y más ligero.

Empiezo a poder levantarme, consigo volver a plantar el pie en el suelo y empujar y empujar hasta poder ponerme de pie de nuevo. Cuesta, pero noto como cada vez tengo que hacer menos fuerza.

Levanto mi cabeza y miro ese mundo que es mi vida, y veo algo increíble, algo que me emociona. No son solo mis manos los que soportan ese mundo, sino que hay muchas más que me ayudan a soportarlo. Miro a mi alrededor y veo a mucha gente que esta ahí, sonriendo, que me hacen sentir cómodo, seguro, mas fuerte.

Entre todos empujamos y ese mundo vuelve a subir, a hacerse menos pesado. No hace falta que cargue con ello yo solo, ahora vi que tengo gente ahí, que cuando yo no pueda estar al máximo de mis posibilidades, me ayudaran a levantarme, a seguir adelante y a estar bien. Gente que me hará reír con peleas de helados, o que me escucharan y me darán consejos sublimes, que me harán salir por ahí, desconectar y reírme, gente que me apoyara con mis problemas, que me harán tener confianza en mi mismo y que me arrancarán una sonrisa aunque sea frikeando un poco, que pase lo que pase estarán a mi lado, sonriendo, apoyándome, y haciéndome seguir siempre un poquito mas allá de donde yo quiero rendirme.

Vosotros sois los que me habéis traído hasta aquí. Muchos me decís que soy bueno, otros que puedo con todo...para nada. Todos estáis equivocados. Los únicos verdadera mente increíbles aquí sois vosotros, los que nunca falláis. Seguiré intentando sonreír como vosotros hacéis, aprender de vosotros y devolveros todo lo que me dais. No os imagináis cuanto os quiero y hecho de menos cuando no os veo.

Muchísimas gracias a todos.