29 ene. 2011

Lucha contra Satán

Tras muchos, pero que muchos meses de lucha, de felicidad, de llantos, de peleas, de grandes y serias movidas, de mentiras, de desenmascaramientos, de manipulaciones, de puertas rotas, de muchísima paciencia, he ganado. Sí, al fin he ganado. Me ha costado muchísimo, hasta el límite de tener que utilizar mi gran arma hasta casi su destrucción. He arriesgado mucho, he perdido mucho, he sufrido mucho, pero también he ganado mucho.

Era una lucha dura y el rival no era fácil, era tipo Hitler + Franco + Satán, así que imaginaos como era la mezcla. A mí me gustaba nombrar a esa persona con el apodo de Satán ya que no me equivocaba por su significado. Yo era como un pequeño individuo que a simple vista no podía hacer nada contra su fuerte rival. Satán utilizaba sus mil armas sin pensar que hacía, todo a lo loco y con reglas de un engendro de 3 años, como si esto fuese un juego de niños. Y Satán se saltaba las reglas.

Yo solo tenía un arma, mi cerebro, mi inteligencia. Parecía que no hacía nada mientras Satán atacaba, parecía que me había dado por vencido, pero no, sí estaba haciendo algo. Lo veía todo, todas las posibilidades, puntos débiles, analizaba la situación, pérdidas y ganancias del territorio. TODO. Satán pensó que iba ganando por goleada y llego a pensar que ganaría con sus reglas estúpidas y manipuladoras. Pero no. Un día (26 de enero de 2010), decidí atacar, costó porque era una táctica arriesgada pero efectiva. Y así fue, no se lo esperó, no sabía qué hacer, Satán se veía indefenso, sin posibilidades. Mi táctica fue buena y dio sus frutos. Gané la batalla. Tras muchos meses de espera y sufrimiento gané.

Siempre deciros que nunca deis nada por perdido en una lucha. Lucha con cabeza, pensando tus movimientos y viendo el mejor momento para atacar. Si haces las cosas con cabeza, ganarás.

Así están las cosas

Sí, es cierto, últimamente tengo el blog abandonado y cuando escribo algo, es de poquísima calidad (Paz). Y eso no puede seguir así. La verdad es que he tenido muy poco tiempo libre últimamente. Se me ocurrían bastantes ideas, y muy buenas por cierto, pero en el momento en el que llegaba la hora de escribirlas pasadas unas cuantas horas (cuando podía), se me olvidaba. La inspiración me solía venir en momentos extraños y cuando menos tiempo tenía para poder escribir. También había veces que no tenía nada que hacer durante horas, pero mi estado de ánimo me impedía poder escribir cosas aptas para el blog, porque escribir escribí. Ya no sé si seguiréis leyendo mi blog como antes, pero he de decir que este trimestre y el que viene, ambos vienen cargados de mierdas y de no tan mierdas, eso quiere decir que habrá entradas muy curiosas.

Sí, también es cierto que hace mucho que no hago entradas profundas y de pensar, pero tiene una explicación. Esto de que haya clases, que haga mal tiempo, que haya campeonatos por medio, exámenes importantes, preparaciones para titulaciones, etc., me impide centrarme en mi espiritualidad, en mis dudad existenciales, en todo lo que conlleva estar fuera de lo básico, lo más importante, en mi mismo. Si, en mí. Ya hasta me cuesta saber que soy, quién soy y que quiero. Y todo por falta de tiempo, agobio, problemas y todas esas mierdas.

Últimamente por lo que estoy viendo a mí alrededor, veo que me estoy centrando muchísimo en lo profesional y menos en los hobbies (salir con los amigos, pasarlo bien fuera de casa, salir a dar una vuelta, ir de compras, leer libros apasionantes, escribir…). Y esto me frustra bastante al ver que los demás si se centran en los hobbies y a la vez en lo profesional, tienen un equilibrio. Diréis: tú también puedes centrarte en los hobbies, ir con los amigos y tal. Pero no, no puedo, y hay un motivo el cual no diré.

Estoy deseando que toda esta mierda se acabe ya. Y encima para colmo, veo como algo que quiero con toda mi alma y que daría lo que fuese por estar a su lado, se va alejando de mí y cómo voy perdiendo la oportunidad. ¿Cuándo llegará el momento que estoy esperando? ¿Será tarde cuando llegue?
Mucha gente dice: déjalo fluir que ya llegará el momento. Pero yo respondo: es imposible fluir cuando hay rocas de por medio que te lo impiden.

23 ene. 2011

Paz

Bueno, la paz es algo que es casi imposible de conseguir, más bien la paz completa es la que es imposible de conseguir. Se puede conseguir una pequeña y leve parte de ella, pero siempre habrá un imbécil que lo estropee todo y que haga que no se consiga 100%. La mayoría de la sociedad va en busca de ella, y parece ser que no funciona. Hacemos de todo por conseguirla, pero nos es imposible. Entonces la única solución parece ser que es no ir a por ella. Vetarla por completo, y esperar a que ella venga por sí sola. Por último, creo que la paz completa se conseguirá cuando la estupidez y la gente imbécil desaparezcan de la faz de la Tierra.

15 ene. 2011

Anochece...

Una ciudad que nos atrapa, un amigo que traiciona, una puerta que se abre, una ventana en la que nadie asoma.

Una caricia en la mañana, una pasión, una rabia como símbolo de acción de una generación.

Una luz que ilumina, una canción que me anima, una lágrima que cae...que limpia una vida herida.

Una calle colapsada, un amor que no se acaba, un político que mira hacia otro lado y no hace nada.

Un respeto que se gana, una inocencia que se pierde, un corazón que se acelera cuando un enemigo vuelve.

Un policía que me insulta, un lugar lejos de aquí, un sentimiento que se oculta por miedo a que dirán de mí.

Una familia que se abraza, un hermano de otra raza, un jefe que sonríe, un consejo que sin más rechazas.

Un atajo, un lujo que me distrae, una calma que me arropa si el sol cae, un olor que trae recuerdos, una chica que no sabe que la observo, un álbum de fotos roto, pero que aún conservo.

Una libertad que huye, un micro que me comprende, una venganza justa, un secreto que se vende.

Una historia son comprender, un cuerpo de mujer, un beso distante, un instante de placer, un ayer que ya no existe y un mundo que nos repudia...[...]

Un tiempo difícil, un silencio que relaja, un hombre que no se rinde, un simple perro de paja.

Una distancia que se asume, un porro que me consume, una noche, una plaza, una botella que nos une.

Una rima que se escapa, un sueño por conseguir, un horario que encarcela a un hombre que no quiere huir.

Una madre que me espera, un acto de bondad, un crimen, un rap que resucita cuando el resto me deprime.

Un te quiero, un hasta luego y un por qué...Una suerte que me ampara porque yo me la busqué.

Un billete que sale de mi bolsillo, un vacío, un barrio que me recuerda dónde están los míos.

Un pecado sin remordimiento, un juguete que aun divierte, un solo camino, una vida, una muerte.

Un paso firme sobre un charco, un retrato sin un marco, una página que sigue en blanco, un canto un parto un salto, un llanto, una gota de sangre secándose en el asfalto.

Un árbol que llora hojas secas, una estatua que se pudre, un cielo que nunca veo porque el humo lo recubre.

Un regalo que agradezco, un arte que me hace temblar, un mar que siempre escucha cuando quiero hablar, un hogar donde descanso, un lugar de odio y de furia...

Podéis llamarme el aliado, el enemigo, el loco, el iluminado, pero sólo soy uno más...y sólo necesito un día...