12 dic. 2010

Existencia humana

Muchas veces me he planteado el hecho de nuestra existencia. ¿Existimos tal y como realmente creemos? La gente ve la vida como se lo han enseñado, han escuchado o han visto: seres que nacemos, nos relacionamos, nos reproducimos y morimos. Esto suele ser el esquema social base, siempre con excepciones. Algunos científicos sostienen que venimos del mono, que fue evolucionando poco a poco hasta llegar a la especie humana tal y como la conocemos ahora. O que mediante el Big Bang se unieron las células y partículas necesarias para originar a los seres vivos. Otros creen que nos ha creado Dios y que si estamos aquí es porque él ha querido. Otros dicen que sí porque sí, si les preguntas porque estamos te dirán que es lo que toca. Y así, miles y miles de teorías. Cada persona tendrá la suya, al igual que yo, obviamente tengo las mías.

¿Conocéis la famosa frase: “He visto pasar mi vida por delante de mis ojos”? Vale. Pues, ¿quién te dice a ti que ahora mismo no estemos muertos y estemos viendo los hechos que han pasado en nuestras antiguas vidas? De ahí las coincidencias o casualidades, o que digamos qué es lo que vaya a pasar antes de que pase, y que sea eso lo que ocurra finalmente. O, por ejemplo, cuando vamos a un sitio que nos suena y creemos que ya hemos estado, sin haber estado o visto nada parecido en la vida. A lo mejor es porque como ya lo hemos vivido, sabemos qué es lo que va a pasar ¿no? Párate a pensar un rato en esto dicho… ¿Podría ser cierto que estuviésemos muertos y viendo nuestra vida otra vez o no?

Ese miedo que mucha gente dice tener a la muerte, puede que sea más bien un miedo a lo que ocurre después, o mientras, o quizás a pensar que el lugar al que se irá es algo fatídico y horrendo (y esa persona lo sabe a la perfección, lo único que no lo ve así.) Esa persona siente que se va a morir y que no volverá, no es capaz de ver más porque puede que haya algo o alguien controlando su mente, de manera que se le impida pensar al 100% cómo es, o decirlo.

También podría darse el caso de que seamos simples ideas, sueños o imaginaciones de algún otro ser o persona que nos haya creado en su mente y nos esté utilizando como simples títeres. Y todo por simple diversión o dios sabe qué.
O que seamos simples personajes de videojuego y que otros seres o personas se diviertan jugando con nosotros, montando y haciendo con nuestras vidas lo que les plazca en cada momento.

Luego también puede que seamos robots o máquinas a las cuales nos hayan metido chips los cuales nos aportan sentimientos, pensamientos, gustos, ideologías… Puede que nos hayan metido esquemas de vida en esos chips, si te das cuenta casi todos los días muchísimas personas siguen esos esquemas. Pongamos el ejemplo de un empresario normal y corriente:

Lunes: se levanta a las 7:00 de la mañana, desayuna, se viste, se acicala, se despide de su familia (si la tiene y si no se despide del perro) y se dirige hacia el trabajo. 14:30 de la tarde, termina de trabajar, come, descansa y vuelve a trabajar. 20:30 de la tarde, sale de un duro día de trabajo, llega a casa, saluda a su familia (si la tiene, y si no, saluda al perro), cena, se relaja un poco y a dormir.

Martes: se levanta a las 7:00 de la mañana, desayuna, se viste, se acicala, se despide de su familia (si la tiene y si no se despide del perro) y se dirige hacia el trabajo. 14:30 de la tarde, termina de trabajar, come, descansa y vuelve a trabajar. 20:30 de la tarde, salde de un duro día de trabajo, llega a casa, saluda a su familia (si la tiene, y si no, saluda al perro), cena, se relaja un poco y a dormir.

Y así sucesivamente.

Las decisiones que tomamos pueden que sean simples fallos informáticos en el chip o puede que sea lo que “Ellos” han querido. Puede que la gente como yo o como muchos otros (gente que se da cuenta de estas cosas y las critique, piense sobre ella y las diga), seamos simples fallos en el sistema creado por esas personas o seres.
Puede que al gobierno y a los científicos les hayan esclavizado u obligado a decirnos una serie de cosas en las que tengamos que basar nuestras vidas.

Muchas personas que lean esto pueden pensar que esté loco o cosas así (cosa que me da exactamente igual). A lo mejor es porque en esos chips o en esas órdenes impuestas por el gobierno/seres/personas hay una especie de datos que dicen que a todas las personas que piensen diferente a lo que ellos digan se les ha de humillar para cambiarles la idea o para que se sientan inferiores, y todo para proteger su existencia. Simplemente porque la gente sepa que todo esto es cierto y se rebele ante el gobierno y la sociedad, ellos han de protegerse a base de personas que humillen y les cambien las ideas.

Pensad en todo lo dicho un rato y no penséis nada más leerlo que es una locura, porque tras pensarlo, muchos de vosotros os daréis cuenta de que puede que sea cierto.

8 comentarios:

  1. ¡Buah, Ángel! I-M-P-R-E-S-I-O-N-A-N-T-E
    Me encantan las entradas tan retorcidas que haces, supongo que se debe a que pienso más o menso como tú.
    ¿Esto era lo que estuvimos hablando en clase de inglés, no?
    Que con eso de que quizás estábamos muertos y estábamos viendo la vida pasar me dejaste flipando; pero no porque fuera una locura, sino porque tenía sentido.
    Fantástica entrada:D

    ResponderEliminar
  2. A ver loco estarlo lo estas pero eso no significa que no puedas tener razón, aunque me parece demasiado retorcido incluso para alguien como tú el tema de los chips, pero la idea de ser personajes de videojuego y que alguien este jugando nuestra vida es sencillamente insuperable.

    ResponderEliminar
  3. Tú tranqui, que es no te va a afectar. O sí?

    Eso ya lo he estudiado como filosofía para bachillerato (NO SABEMOS SI EXISTE LA REALIDAD, SÓLO LO QUE PERCIBIMOS) y, por loca que parezca, NADIE TE PUEDE DEMOSTRAR LO CONTRARIO, aunque contradiga el sentido común.


    Por cierto, un blog magnífico, si me lo permites.Sigue así.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola!! Me parece una entrada jugosa (como diría mi profe de filosofía), pero creo que tienes un poco de cacao mental. Intenta desarrollar más cada una de tus teorías, sería interesante, y quédate con una propia, pues parece que no tienes una con la que te identifiques de verdad.
    Te contestaré varias cosas, para que pienses acerca de la solidez de tus teorías:
    -Lo de haber estado en un sitio antes o vivido una determinada cosa (comúnmente llamado Déjà Vu) es un fallo de la memoria que identifica un hecho como presente como ya vivido, pero que es un simple retraso de la memoria respecto a la mente consciente.
    -El hecho de que digas que podemos ser ideas me esboza una sonrisa. Si somos ideas, ¿cómo es que podemos pensar? ¿Las ideas se piensan a sí mismas? Imagínate una hoja escrita pensando acerca de lo que hay en ella =D
    No quiero enfadarte ni desmoralizarte, sólo quiero hacerte pensar un poco. ¿Lo conseguí? ^.^

    ResponderEliminar
  5. Asombroso las vueltas que se le puede dar algo.
    Creo que este tema es algo espeluznante y sin una respuesta clara a tantas teorías.
    Si te paras a pensar, hay tantas formas por las que nosotros existamos... algunas con base científica, otras religiosas, algunas absurdas, pero... ¿quién nos dice que lo absurdo no pueda ser lo más certero?
    Sinceramente has acertado con este tema, ya lo estuvimos hablando y creo que pensamos de un modo bastante similar en estas cosas.
    ¡Lo absurdo abunda! ^^
    Y de la entrada que decir... ¡es más que genial! Haces que las cabezas piensen :)

    ResponderEliminar
  6. Madre mía, ¡da que pensar!
    Quien sabe, hay tantos motivos por los que podríamos existir ...

    ResponderEliminar
  7. Preguntas y más preguntas, independientemente de lo que pensemos existe la realidad, pero, ¿es esa la realidad? ¿Realmente existimos?

    Muy buena entrada.

    ResponderEliminar
  8. Como persona superficial, frívola y cínica que soy, siempre me quedo con la referencia cinematográfica de Matrix (la primera, que las demás son infumables): ¿tomé la pastilla roja o la azul? ¿Es mi realidad auténtica o es una recreación en Matrix?

    Y digo yo, que con todo lo que hay que hacer en la vida (conocer gente, viajar, reir, leer, escuchar música, amar, odiar, amar más, adorar al profesor de Lengua...), ¿para qué pensar en si lo que vivimos es verdad o no? Disfrutemos de esta realidad virtual y hagamos lo que hay que hacer: idolatrad al gran líder, idolatrad a...JUANAN.

    Buena entrada, de todos modos, aunque un tanto dispersa en varias teorías, como bien apunta tu amiga Samantha.

    ResponderEliminar