9 oct. 2010

El cadáver...

Y deja un cadáver tan curioso que nadie diría que está muerto si no fuera porque no pinta nada ya, aunque resucite a veces de improvisto y trace un par de líneas, incluso un párrafo, antes de volver a expirar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario