1 may. 2011

Una nueva aparición

Así es, sigo vivo. Tras muchísimos días sin actualizar he vuelto. La verdad es que entre tantos rollos (que si la preparación del viaje a Roma, los exámenes, el viaje a Roma, la vuelta en la cual no me sostenía en pie y millones de cosas más) no he podido actualizar ni escribir para el blog.

La verdad es que vuelvo un poco extraño de Roma y de las vacaciones. Lo he pasado mal ya que la sensación que tenía era muy extraña y que nunca había tenido. Por suerte tuve a gente con la que poder hablar de esto y que me entendía a la perfección y eso me aliviaba ya que me hizo dejar de pensar que estaba loco o algo por el estilo. Esa sensación pasó tras unos días de relajación en Semana Santa, pero lo malo es que ahora tengo otra peor. Hasta el profesor de matemáticas me dice que estoy raro, y con razón lo dice. M. me dice que puede que esté cambiando algo en mí y que no sea malo, sino que tal vez me esté sirviendo para conocerme más a mí mismo. Y si lo piensas, puede que tenga toda la razón del mundo.

Las cosas han cambiado mucho después de Roma, tanto que creo que volvemos a empezar de cero en gran parte de las cosas.

ADVERTENCIA DEL AUTOR: mi cabeza no es reconocible desde hace unas semanas. Estoy aprendiendo e investigando muchas cosas y también parece ser que cambiando. Así que esto influirá mucho en las entradas que haga en el blog este trimestre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario