15 may. 2011

Esforzándose se obtienen recompensas

Abuf, ya queda nada y menos para que se acabe el curso, en cuanto menos nos lo esperemos ya estamos de vacaciones. Adiós a los deberes, a lo exámenes, al madrugar, a las clases aburridas, a la tensión del First Certificate.

Aunque quede poco tiempo, será muy intensivo por culpa de los últimos exámenes a vida o muerte para algunos, trabajos extras para subir nota y unas de las cosas que más me preocupa: el First Certificate. Oh sí, maldito examen de inglés. Me está jorobando muchísimo este examen, ya que me juego mucho. Desde mi punto de vista es un examen bastante difícil de sacar. Hombre, es como todo, si te esfuerzas lo sacas, pero hay que esforzarse mucho y cuesta. Pido hojas a mi profesora de inglés, miro páginas web, leo en inglés, hago de todo lo habido y por haber. Sudo sangre por este examen ya que me juego un precioso y majestuoso viaje. He de aprobarlo sí o sí, tanto porque no me cancelen el vuelo, como por la bronca que me llevaría si lo suspendiese, como por mi expediente académico y lo más importante, la confianza de mis señores padres.

La verdad es que se me está juntando todo: que si la preparación de este examen, exámenes finales, currarme las cosas del curso para sacar las mayores notas posibles y la preparación de un campeonato internacional de wushu al que vendrán 11 países de Europa como mínimo. Será un gran espectáculo tanto para competidores como para espectadores. Habrá mucho MUCHO nivel ya que es uno de los campeonatos más importante de todo el año. Decidirá muchas cosas a nivel nacional y especificando más, a los de Madrid. El directivo verá quien vale y a quien le falta por mejorar. Dependiendo de eso se verá quién tiene una plaza el curso que viene en la escuela de élite de Madrid, a donde va lo mejorcito vamos. Mi entrenador me dijo en el anterior campeonato que lo más probable es que me metiesen para el curso que viene y me dijo que ya se iría viendo. Yo estaría muy encantado de que me metiesen, sería un sueño, y para ello he de hacer un campeonato redondo para demostrar lo que valgo y que no duden un momento en meterme. Costará lo suyo todo hay que decirlo, por el nivel que hay y tal, pero mi máximo contrincante que conozca y que es mi máximo rival (por decirlo de alguna forma) es un chino que entrena en Cataluña. Como bueno chino que es tiene un nivel de la leche en wushu, aunque a mí no me gusta. Vale sí, tendrá todo el salto que quieras, ¿y qué? De que le valdrá ser un saltamontes si no aguanta una posición ni un segundo, ¡NO ES NADA ESTABLE! Pero en fin, cada uno con lo suyo. La pena es que en cualquier campeonato siempre estará eso del nombre o del país que seas, en cuanto ven un nombre conocido o que es chino (en mi caso) dicen: ale, es chino, a engordarle la nota a más no poder. Es duro, pero cierto.

La verdad es que me está costando todo ya que los entrenamientos me agotan físicamente mucho, pero es lo que hay si quieres ser un campeón. Con todo lo que tengo encima, como me salga bien, creo que voy a tener el mejor verano de mi vida. Aunque por mal camino voy…

Este fin de semana me quedé en casa por mi propio pie pensando: me estudio todo lo de sociales a saco. Pero decirlo era fácil, si he estudiado 15 minutos ha sido de milagro. He hecho de todo: limpiar, escuchar música, leer, tocar la guitarra, descargarme algún programa, buscar gente para un grupo, cocinar….Y muchas cosas más, menos estudiar. Oh y también vi la película “Mi vecino Totoro”.¡¡¡¡Hermosísima película!!!! Me ha encantado en serio. Os la recomiendo a todos, ya haré alguna reseña de ella, que se la merece.

Y bueno para acabar aquí os dejo una canción que me encanta de los Arctic Monkeys, la cual le he tirado todo el fin de semana escuchando, cantando y tocándola. A disfrutar:

No hay comentarios:

Publicar un comentario