1 may. 2011

Roma

Sí, ya sé que hace ya tiempo del viaje de fin de curso a Roma, pero nunca es tarde para escribir sobre ello.

Creo que ha sido uno de los mejores viajes de mi vida y con razón (aunque hayan ocurrido cosas un tanto turbias que todos ya sabemos). Pero eso es un caso aparte. Este viaje ha sido un viaje para conocer tanto ciudad, monumentos y gente italiana borde, cómo gente con la que en tu vida has hablado, personalidades escondidas y echar a un lado los prejuicios que teníamos de la gente.

Hasta que no llevé dos días en la ciudad, no entró en mi cabeza que estuviese en Roma, es más, aquello parecía Gregorio Marañón o cualquier parte del centro de Madrid pero más fea. Gente de la misma cultura, misma ropa, coches, casas, pisos, carreteras, comercios y todo igual que en Madrid. ¡Nada nuevo! Pero el cabio de “Centro de Madrid” a Roma fue cuando vi el Coliseo, AHÍ sí que sabía 100% que estaba en Roma. A partir de ese momento, todo vino rodado y si que parecía Roma.

………
Ajj, me aburro escribiendo y enrollándome en contar lo ocurrido en Roma como si fuese un diario. Si tuviese que escribir todo lo ocurrido no terminaría nunca y algunas cosas no serían legales en parte. Así que contaré cómo lo veo yo y como lo “resumiría”. Lo resumiría con estas dos fotos:




¿La Fontana di Trevi? Mmmm… ¿Una foto no sé ve fatal? Os preguntareis esto. Pues sí, la Fontana di Trevi, monumento el cual me encantó. Y sí, en una no se ve una mierda, pero de eso se trata.
Resumo el viaje con estas fotos y haciendo una metáfora sobre ellas. He aquí la explicación a esto:
En la primera foto se ve borroso, con destellos, no sé aprecia muy bien lo que se ha fotografiado ni la belleza que hay. Y en la segunda se ve la majestuosa Fontana en todo su esplendor. Una foto hecha de día, con la tonalidad de luz perfecta para poder apreciar con todo lujo de detalles cada rasgo de los personajes.
Pues bien, esto lo quiero comparar con la gente. Al principio, cuando tú conoces a una persona, sueles hacerte una idea de cómo es por su vestimenta, su peinado, como habla, como actúa, etc. Pero al fin y al cabo es una visión borrosa, errónea y no del todo cierta (como en la primera foto). Pero este viaje ha sido como una especie de Photoshop que arregló esa imagen errónea. En mi caso he conocido a gente con la cual no hablaba o tenía una visión muy errónea de ellos (me llevé alguna sorpresita). Y este viaje me sirvió para conocer a esa gente y ver la belleza en la personalidad de esas personas (al igual que la segunda foto).A la mayoría de la gente también le paso estoy y lo reconocieron. Muchos no eran como se imaginaban y se sorprendieron bastante después de conocerlos, me incluyo en ellos.
Hasta hemos conocido un poco más a los profesores con los que algunos hemos creado mejor relación con ellos.
Conclusión: ha sido un viaje para recordar.
¡¡TEEHEE!!

1 comentario:

  1. No podria estar mas de acuerdo contigo Angel. Este viaje no solo ha sido magnifico por la ciudad en si, las risas, salidas y demas. sino que ha tenido un espacio para reflexionar y conocer a gente con la que jamas pensarias que fueras a coincidir en algo o que fuera a hacerte sentir comprendida en temas que no lo hacias.
    Gracias:)

    ResponderEliminar