29 ene. 2011

Así están las cosas

Sí, es cierto, últimamente tengo el blog abandonado y cuando escribo algo, es de poquísima calidad (Paz). Y eso no puede seguir así. La verdad es que he tenido muy poco tiempo libre últimamente. Se me ocurrían bastantes ideas, y muy buenas por cierto, pero en el momento en el que llegaba la hora de escribirlas pasadas unas cuantas horas (cuando podía), se me olvidaba. La inspiración me solía venir en momentos extraños y cuando menos tiempo tenía para poder escribir. También había veces que no tenía nada que hacer durante horas, pero mi estado de ánimo me impedía poder escribir cosas aptas para el blog, porque escribir escribí. Ya no sé si seguiréis leyendo mi blog como antes, pero he de decir que este trimestre y el que viene, ambos vienen cargados de mierdas y de no tan mierdas, eso quiere decir que habrá entradas muy curiosas.

Sí, también es cierto que hace mucho que no hago entradas profundas y de pensar, pero tiene una explicación. Esto de que haya clases, que haga mal tiempo, que haya campeonatos por medio, exámenes importantes, preparaciones para titulaciones, etc., me impide centrarme en mi espiritualidad, en mis dudad existenciales, en todo lo que conlleva estar fuera de lo básico, lo más importante, en mi mismo. Si, en mí. Ya hasta me cuesta saber que soy, quién soy y que quiero. Y todo por falta de tiempo, agobio, problemas y todas esas mierdas.

Últimamente por lo que estoy viendo a mí alrededor, veo que me estoy centrando muchísimo en lo profesional y menos en los hobbies (salir con los amigos, pasarlo bien fuera de casa, salir a dar una vuelta, ir de compras, leer libros apasionantes, escribir…). Y esto me frustra bastante al ver que los demás si se centran en los hobbies y a la vez en lo profesional, tienen un equilibrio. Diréis: tú también puedes centrarte en los hobbies, ir con los amigos y tal. Pero no, no puedo, y hay un motivo el cual no diré.

Estoy deseando que toda esta mierda se acabe ya. Y encima para colmo, veo como algo que quiero con toda mi alma y que daría lo que fuese por estar a su lado, se va alejando de mí y cómo voy perdiendo la oportunidad. ¿Cuándo llegará el momento que estoy esperando? ¿Será tarde cuando llegue?
Mucha gente dice: déjalo fluir que ya llegará el momento. Pero yo respondo: es imposible fluir cuando hay rocas de por medio que te lo impiden.

5 comentarios:

  1. En ello estoy mujer, pero hay una roca bastante dificil de romper, yo la llamo Tiempo.

    ResponderEliminar
  2. Sí, destruye la roca, pero no con el martillo de Thor, sino con sutilidad. Porque si fuerzas las cosas, puede salir mal. Mejor desgasta la roca, estate ahí, presente, adorable, pero no cansino, desgastando y desgastando. Let it flow, la corriente te llevará a tu destino, pero dando choques y choques, para que la erosión produzca una bonita forma rocosa.

    ResponderEliminar
  3. Quién me iba a decir a mi que tuviese que hacer de escultor -.-

    ResponderEliminar
  4. El amor todo lo puede, incluso hacerte escultor

    ResponderEliminar