22 nov. 2010

Fin de semana redondo

Pues sí, ya pasó el esperado pero a la vez temido fin de semana. El fin de semana pasado teníamos campeonato internacional en Ibiza. Tenía muchísimas ganas ya que me había preparado bastante bien.

El viaje comenzó el viernes 19, despegamos a las 3:40 de la tarde y fue el viaje en avión más precioso que he hecho en mi vida. Hacía bastante sol y había unas cuantas nubes. Al atravesar la primera fase de nubes y la única que se puede apreciar desde el suelo, empezó la belleza. Aquello era como si fuésemos dirección al Olimpo. Una extensa explanada de blancas y acolchadas nubes imposible de ser captada por el ojo humano desde el suelo. Todo el viaje fue así hasta que llegamos, se iba viendo el mar y a las diminutas personas de la isla.

Tras dejar los equipajes y dar una vuelta por el precioso puerto empezamos a buscar algún sitio para cenar. Yo me empecé a cabrear y a deprimir un poco porque estaba escuchando comentarios de gente que no eran halagos hacia mi persona precisamente. Decidí ponerme la música y para adelante… En la cena no nos dejaron comer pizzas, tartas, hamburguesas, etc. Por culpa del campeonato al día siguiente. Nos hicieron comer pasta, cosa que no soporté porque tenía un hambre voraz y gana de comida de gordos. Al final el día acabó con Walking by myself sonando en mi habitación y yo tocando la almohada cual guitarra y saltando de cama en cama.



Al día siguiente, sábado 20, era el campeonato. Se respiraba tensión en el ambiente. A la tarde, después de un catering de comida repugnante, empezó el campeonato. Salí a hacer Chang Quan (puño) cansadísimo, y así me fue, segundo puesto. Pero de lo que estoy contento es de mi forma de sable, primero con un 8,50. Según la gente y entrenador unas de las mejores que he hecho nunca, así que genial. Pero de lo que de verdad estoy contento del campeonato fue por el primer y segundo puesto de un gran amigo mío. Se lo merecía. Siempre quedaba tercero, siempre atrás, por debajo de todos. Se ha esforzado bastante y se lo merece. Felicidades. Por la noche, como era de esperar, hubo comida de gordos: una pizza familiar entera, un cacho de tarta de queso con arándanos. Y seguí con hambre. En el pabellón prometí que si quedaba primero saldría al balcón en ropa interior por la noche, y así fue. Fue un verdadero show.

Y ya llegó el último día, así que todos aprovechamos al máximo. Para empezar mi desayuno: cinco tostadas, dos magdalenas, una palmera, un zumo y un cuenco enorme de cola-cao con cereales y pasas. Empecé el día con fuerza. Ese día pasaron muchas cosas pero quiero destacar una y para ello me remonto mes y medio atrás. Mi mejor amigo y yo nos enfadamos mucho hasta el límite de que me dijo que ya no confiaba en mi y que no me perdonaba. Conclusión, mes y medio sin hablarnos y otra gente por medio intentando hacer algo. Al final como persona inteligente que soy, decidí arreglarlo todo con todos y sobre todo con él, porque era y es la persona que más he querido nunca. No quería malos royos con nadie porque lo pasaba fatal. Cogí, hablé con él y todo solucionado. Fue el mejor momento de mi vida, el abrazo, era una sensación que soy incapaz de reproducir con palabras.

Y bueno aquí concluyo mi entrada de mi viaje a Ibiza. La cosa empezó mal pero acabo redondo. Ha sido un fin de semana diez, con dos medallas, un amigo superándose por momentos, un adiós a los malos royos, y lo más importante, con un gran amigo de vuelta.

PD: y este, el video de mi forma de sable, disfrutarlo.

6 comentarios:

  1. Tio no has dicho lo de los chinos.Por cierto muy buena forma aunque se que viniendo de mí no significa demasiado.

    ResponderEliminar
  2. el que, que me los comi con patatas? xDD gracias tio ^^

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno, me lo e visto dos veces y ......... lo se hacer a la primera XD XD

    ResponderEliminar
  4. ¿GARY MOORE? PERO QUÉ TIENES ¿60 AÑOS? Ay, madre mía, la de disgustos que me dais.

    Felicidades por todo, por ser un campeón y por arreglar lo de tu amigo, que tanto disgusto te dio. Hay que darle tiempo al tiempo, como ya te dije una vez.

    ResponderEliminar
  5. Sí, Gary Moore es un dios al igual que Stivie Ray *·* los amo a los dos y ahora como mi tio me esta enseñando videos me da a escuchar a estos maestros.
    Muchas gracias. Pues si ya era hora, a ver si mañana te pillo y te cuento todo jeje.

    ResponderEliminar