7 feb. 2011

Adiós Gary


Ayer murió Gary Moore, el mítico guitarrista de Thin Lizzy, que se hizo famoso para el gran público en lout in the Fields', 'Empty Rooms' o 'Wild Frontier'.s años 80 y 90 gracias a éxitos como 'Still Got the Blues’, 'Over the Hills and Far Away', 'O

Su cuerpo ha sido trasladado al Instituto de Medicina Legal (IML), en la Ciudad de la Justicia de Málaga, para que se le practique la autopsia, y a la vista de sus resultados, que serán conocidos próximamente, el Juzgado decidirá si se incoan diligencias o se archiva el caso y se entrega a sus familiares sin más dilación.

La noticia ha causado conmoción por inesperada, tanto por su edad (58 años), como por el hecho de no tener problemas de salud conocidos. De hecho, Eric Bell, guitarrista al que Gary Moore sustituyó en Thin Lizzy, ha declarado a la BBC: "Todavía no lo puedo creer. Era tan fuerte, era un tipo sano". "Un guitarrista excelente y un músico dedicado"



Gary Moore fue un guitarrista que explotó la faceta más comercial del blues británico, recogiendo influencias de los grandes (y algo más viejos que él) como Jef Beck, Clapton o Peter Green (de quien heredó la famosa Gibson Les Paul del '59 color ámbar).

Quién nos iba a decir que nos iba a abandonar antes Gary que Peter.
Con su muerte a los 58 años, Gary Moore pasa a formar parte de las leyendas de la guitarra, junto a Hendrix, SRV, Randy Rhoads, o Freddy King, por citar a algunos que murieron prematuramente.

Siempre será considerado un guitarrista polémico (desde luego mucho más discutido que los anteriores), pero no se puede negar que miles de guitarristas de todo el mundo se aficionaron al instrumento tras escuchar sus discos (entre ellos yo). En ese sentido, su aportación al blues y al rock no ha sido, desde luego, tan importante como su aportación a la guitarra eléctrica.

Gary Moore tenía un estilo propio, basado en la potencia de sus solos, en su rico y delicioso fraseo de rock, su sustain inconfundible y eterno, sus bendings y vibratos perfectos, y el uso y abuso de la escala menor (eólica) en sus temas de blues melódico, al que llevó al completo agotamiento como subgénero (agotando de paso los oídos de los puristas del Blues).

Ríos de tinta virtual correrán a partir de ahora sobre su vida y obra, su especial forma de estar sobre un escenario, su relación con los demás músicos, su visión comercial, o su Les Paul, que ya se había convertido en una de las guitarras más famosas de la historia de rock'n'roll.

Nunca nos acostumbraremos a tu ausencia.

Descansa en paz, Gary.

6 comentarios:

  1. Yo le voy a echar tanto de menos...

    ResponderEliminar
  2. Creo, y solo creo que se ha notado el sarcasmo, ya que te parezco un antiguo por escucharle.

    ResponderEliminar
  3. Gary era ya viejuno (o para viejunos) cuando yo tenía tu edad. Con la de guitar heroes que hay...

    ResponderEliminar
  4. Los hay, pero este era muy grande D:

    ResponderEliminar
  5. Solo hay que ver la primera foto, menudo cabezón

    ResponderEliminar
  6. Juanan por dioooooos, que estamos hablando de un gran guitarrista fallecido hace poco. Y que más da que los guitarristas seamos feos, mientras seamos buenos sirve :D

    ResponderEliminar