17 sept. 2010

No todo son cuentos de hadas.

La vida no es como la pintan en los cuentos de hadas que nos cuentan de pequeños. Es dura y difícil de llevar, en ocasiones te hace sentir mal, y los momentos de felicidad se tratan de alargar al máximo porque cada vez se hacen más contados. Y cuando parece que todo va bien, las cosas se complican, es una ley que nunca falla. Si todo va bien es que algo va mal, nada puede ser perfecto ni ideal. La gente ya no es como antes, te sonríe a la cara y te apuñala por la espalda. No puedes condicionar tus actos a los que deberían llevar a cabo los demás, ahora solo debes mirar por ti mismo, por ti y por nadie más… la gente se ha vuelto egoísta, manipuladora y falsa. Nadie dice lo que piensa. Haciendo así las relaciones tensas y complicadas. ¿Por qué la gente se complica la vida así? Es difícil continuar como siempre si nadie pone de su parte. ¿Progreso? Yo lo veo como un paso atrás, la vida es más larga, pero, ¿merece la pena alargar la vida si la sufrirás hasta el último momento? ¿No es mejor una vida corta y feliz que una más larga y sufrida? La gente piensa lo que quiere, sufre lo que quiere, pero, a veces, en actos inconscientes deja claro lo que piensa, y es entonces cuando duele. No duele la falsedad, no duele la traición, duele un simple gesto. No hacen falta ni meses ni años para hacer daño a alguien, un segundo es suficiente, un gesto, una palabra, una mirada. Porque qué razón tienen los que dicen que hay miradas matan…

1 comentario:

  1. Huy, ¡¡¡cómo nos hemos levantado hoy!!! Pues claro que la vida es dura de llevar, y no todo es fácil, por supuesto, y está llena de gente falsa o que quiere hacerte daño. Así es y así será siempre, pero no es lo único que hay en la vida.

    Te puedo asegurar que eso es una minoría, el amigo que te traiciona, la puñalada en la espalda, el mal gesto que te hace sentir mal...Lo que más podemos encontrarnos es con buenos amigos que te quieren, que te apoyan, que te siguen a todas partes, que comparten tus alegrías y tus dolores.

    ¿Que no has encontrado aún esos amigos? No te preocupes, yo a tu edad me sentía exactamente igual, pero con los años he ido recopilando una serie de personas sin las cuales mi vida no tendría sentido. Aparecen en cualquier momento y algo hace click en tu cabeza, se crea la química y encuentras a las personas que te aportarán felicidad. De la verdadera, no la de "qué bien nos lo hemos pasado hoy. Mañana quizás ya no seas mi amigo", sino de la que se basa en compartir experiencias, buenas y malas. Nuestros compañeros de camino.

    No cejes en buscarlos, los encontrarás y no te sentirás tan negativo.

    ResponderEliminar