8 mar. 2011

Victoria aplastante

Bueno, este fin de semana pasado ha sido un fin de semana agotador pero muy, muy bueno y el cual terminé contentísimo. Ya era hora de que tuviese la autoestima tan alta, la tengo por las nubes y algo más, me hacía falta esta dosis de felicidad. Tuve campeonato de wushu, el XXV Campeonato de España, al que tenía muchísimas ganas de asistir y darlo todo. Me estuve preparando muy, muy duro para este campeonato, pero a 2 semanas tuve un pequeño percance: lesión en el psoas, tenía el tendón cercano al psoas muy hinchado y casi no podía ni andar. Me tocó mucho la autoestima, ya que veía que el campeonato se acercaba y no podía competir. Era muy difícil. Tras mucho fisioterapeuta, muchos ejercicios de rehabilitación y mucha fuerza de voluntad, a una semana del campeonato me recuperé y pude volver a prepararme en lo poco de tiempo que me quedaba. Se aceraba el gran momento.

El campeonato comenzó, se respiraba tensión y hambre de victoria en el ambiente. Los competidores y compañeros nos saludábamos y nos deseábamos mucha suerte mutuamente.

El campeonato había empezado. En puño (Chang Quan) y en palo (Gunshu) salía de los últimos, cosa que me gusta muchísimo más que salir de los primeros o el primero. Hubo un chico de Galicia que sacó un 8, 43 antes de que saliese yo, y la siguiente nota más alta era un 8,09, y claro, el de Galicia se empezó a chulear y a creérselo como si de un Dios se tratase. No hay cosa que más rabia me dé que alguien se empiece a regodear delante del resto. Era mi turno y pensé (“¿Ah sí? ¿Con qué te crees el mejor? Pues ahora te vas a enterar. “) Salí con una fuerza, con una rabia, con una concentración alucinantes y “sobrehumanas”. Cuando terminé la forma me dieron la nota y saque 0, 14 más que él, un 8,57. Se quedó alucinado y se calló la boca y dejo de regodearse.

Y bueno, en palo fue bastante bien para llevar tres años sin competir con él. Pero bueno, lo que de verdad es para enmarcar es mi forma de Daoshu (Sable). El sable es “mi arma”, dicho por mi y por todo el mundo. Es una forma con la que disfruto, con la que doy todo mi potencial y a veces más, la más impactante para el público y la que más gusta. Es con el arma que mas leches y heridas me he hecho, a la que estoy más acostumbrado. Repito: es mi arma. Así que en el campeonato no iba a ser para menos y me hice una de las mejores formas de toda mi vida. La gente alucinó. Saqué un 8,83 a 0,52 del segundo, sencillamente aplastante.

Cuando acabó el campeonato, todos los competidores de todas las modalidades, entrenadores de otras provincias, jueces, directivos, dándome la enhorabuena por el campeonato tan bueno que había hecho y diciéndome que llegaré muy alto si sigo así.

Bueno, creo que podéis apreciar mi estado de ánimo, estoy bastante contento conmigo mismo y con todo, muy motivado. No me enrollo más y os dejo aquí los videos para que juzguéis por vosotros mismos. Espero que os gusten.

Este es el de Chang Quan (Puño):



Este es el de Gunshu (Palo):



Y por último, Daoshu (Sable):



Espero que os hayan gustado y que los hayáis disfrutado, gracias.
PD: se admiten comentarios.

1 comentario: